ME HAN ABANDONADO.COM

Nace esta web como una demanda de socorro. Busco, a través de ella, el nombre de las dos mascotas que he recogido de la calle: no me gustaría que se murieran sin oír, una vez más, el nombre con el que las llamó su primer dueño... porque, aunque para mi esa persona dista mucho de serlo (no es persona quién no se comporta como tal), para mis mascotas ese nombre les traerá recuerdos de un ser a quién amaron y siempre seguirán amando. Y, por lo mucho que yo las amo, por lo que me han enriquecido como persona, por todo lo que hemos crecido juntas, por su compañía, por su mirada serena, tierna y sumisa que tan bien me hace sentir; por su alegría cuando llego; por su resignación cuando me voy al trabajo; por su silencio; por sus ladridos de aviso; por lo que me cuidan; porque se  dejan cuidar; en fin, por lo bien que se sienten y lo bien que me hacen sentir, quisiera saber sus nombres y llamarlas, una y otra vez por ellos.
A ti, que has llegado aquí por casualidad, te pido que propagues esta web , sobretodo si eres de Ourense o sus alrededores . Estoy segura de que  alguien tiene que conocer a estas perritas , que aparecieron abandonadas. Ahí va su historia:

La Chata:
Mi nueva dueña me llama Chata, porque lo soy.
Según ella me cuenta, llegué a esta casa el 22 de abril de 2004, después de que ella vio en la panadería el anuncio de que se había encontrado una perra bóxer. Ella llamó al teléfono del anuncio  preguntando qué harían conmigo si no aparecía mi dueño y le dijeron que me llevarían a la perrera.
La perrera es un buen recurso cuando no queda más remedio , pero si alguien nos  lleva a su casa, es mejor.
Por eso ella decidió ir a buscarme, con la condición de que si aparecía el verdadero dueño, le sería entregada.

 

:

Había pocas posibilidades

Yo estaba hecha una pena, se me veían todas las costillas, tenía  unos pedúnculos enormes en los cuartos traseros, una fístula en la cara y una atónita mirada de loca que no comprende qué

está pasando, que no comprende nada...

 

Pero, aún sin comprender, entendí que aquella persona que fue a  buscarme iba a quererme... Y ya no volvimos a separarnos , salvo por las veces que tuve que estar ingresada ,para poner parches a mis infecciones: arrancarme la muela que producía la  fístula de la cara, dejar los pedúnculos en el quirófano y salvarme la vida por culpa de un ovario del tamaño de una bola de tenis lleno de pus. Ahora ya solo tengo la columna bastante mal , porque con la edad se me va soldando y, aun así, si vierais como me retuerzo ante las caricias de mi dueña...

 

Y en esta casa tengo amigos.



Cuando llegué estaba Sir, un perro blanco, grande, sin raza definida, pero un tipo estupendo que solo me rosmó un poco al llegar.



Poco tiempo estuvimos juntos porque el siete de julio se murió: era muy mayor y tuvo un ataque al corazón. Descansa entre un cerezo y un manzano, cerca de la perra  que lo amamantó sin ser su madre.
Mi dueña piensa que un perro no debe de estar solo, sobre todo porque ella tiene que ir a trabajar y nos deja en casa. Por eso, para que yo no estuviera sola, se fue a la perrera a buscar a Koro, el 11 de julio de 2005.

Koro.
Yo no fui abandonado por mi dueño, a quien abandonaron fue a mi mamá , cuando se quedó preñada. La recogieron en la perrera y  allí nací yo.
Mi dueña dice que me eligió porque era el más tímido y el más desamparado y porque pensó que nadie me querría, además estaba lleno de unas lombrices dificilísimas de erradicar; menos mal que en Abros son sabios.

Ella no lo sabía, pero yo tenía recursos: miradme si no  cuando llegué a la casa y me encontré con la Chata...

.

a lo tonto, a lo tonto, me quedé con ella... y también con mi dueña que me puso por nombre Koro, que significa “corazón” en el idioma esperanto.


También soy muy amigo de mi “sobrino” Blas, que vive en Vigo y viene de vez en cuando.

El es de raza pura, con pedigrí y todo eso y, aunque en las fotos parece un presumido, es un tipo estupendo con el que me  peleo por los tenis, calcetines, cordones o lo que pillemos...es divertidísimo

.


Bueno, ahora no está Blas, pero tengo otra compañera nueva desde el lunes, 7 de agosto.

Perdi



Mi  nueva dueña me puso perdi, porque dice que me “perdieron” y porque soy una perdida: desobediente y loca. No hay más remedio, hay que ser loco para ser feliz.

A QUIEN LAS HAYA VISTO CON ANTERIORIDAD Y SEPAN SU NOMBRE, SE RUEGA LO ENVIE A: fustas1@yahoo.com